Dos Mil Trece

Nunca es tarde para hacer algo nuevo. Así como este post acerca del año que se va, a pesar de que en la mayor parte del mundo ya es 2014.

Este año deje de escribir mi blog por ahi de mayo, y muchas cosas pasaron entre ese tiempo y hoy. Y solo para que no se pierdan en el olvido, escribo para auto recordarme de los highlights del año después de mi viaje a Nueva Zelanda.

El verano llegó a Seattle y con ello trajo interns y al sol. El verano es la época más activa y por lo tanto hay que aprovecharla. Entre hikes, roadtrips y reuniones todos los fines de semana fueron bien aprovechados.

Le dí asilo a dos amigos que llegaron a la ciudad. Nunca antes había vivido solo con roomies, pero con Andres y Archie no hubo ningún problema, y de hecho hicieron el verano más entretenido. Por el otro lado Chavez nos dejó para irse a un lugar “mejor”, o al menos más caluroso, California. A pesar de eso su despedida fue de lo mejor del verano, con un roadtrip que pasó por Portland y llegó hasta una fábrica de quesos y helados en Tillamook, OR. Regresamos manjeando por la US-101, una carretera costera con muy buenos paisajes hasta llegar a Asturias (o algo parecido, en al frontera de OR y WA).

El último brunch.

El último brunch.

Después de eso fue época de hikes. En nuestro primer hike de la temporada subimos al Mailbox peak, el más difícil de los alrededores. Nos tomó casi 10 horas subir y bajar pero sobrevivimos.

Mailbox Peak

Mailbox Peak

Otro hike más fácil pero con gran atractivo visual fueron las Ice Caves. Que de hecho te dicen que no te metas alas cuevas porque se pueden derrumbar en cualquier momento, pero pues si no, no hubieramos conseguido tan buenas fotos.

Ice Caves

Ice Caves

Luego llegó el otoño y mis papás vinieron para alcanzar los últimos rayos de sol del año.

Seattle

En Seattle

En octubre me volví un año más viejo, y fui a un festival de Oktoberfest en Leavenworth, WA.

Oktoberfest en Leavenworth,WA

Oktoberfest en Leavenworth,WA

El otoño se convirtió de mis épocas favoritas por la variedad de colores en los árboles.

Otoño

Otoño

En noviembre tuve uno de los mejores viajes que he tenido. Uno que nunca había imaginado que podría ser tan interesante, pero que dado las condiciones lo fue. Fue un viaje de visita a casa, en México y a Querétaro. Fue un viaje lleno de momentos inesperados y de reencuentros con amigos de años. Lamentablemente el tiempo no me dió para ver a toda la gente que quería ver, pero ya regresaré. Tal vez  tenga que pasar otro año y medio, pero algún día haré otro viaje parecido.

20131102_212812

Este año tambien retome mis clases de Japonés, ahora en el Bellevue College. Una inversión que sé que me dará frutos en el 2014.

También este año participé en mi primer seminario y examen de Kyudo. Un viaje de una semana a Carolina del Sur. Obtuve el grado de 1 kyu y conocí un poco más de este país, lo cual no fue tan grandioso, pues era una ciudad donde enc ada esquina habia una iglesia y un McDonalds.. Me alegra no tener que vivir cerca, pero la experiencia del viaje con mis compañeros del club de arquería japonesa fue muy bueno.

En cuanto a la caligrafía japonesa después de año y medio (más el año estudiado en Japón), al fin tuve algo que presentar en la exposición bi-anual de la escuela. No creo que haya sido ni remotamente el mejor de los trabajos expuestos, pero por algo hay que empezar.

Expo Shodo

Expo Shodo

Y como dije al principio de este post, nunca es tarde para haceralgo nuevo. Y es así como el 25 de diciembre del 2013 fui a mi primera clase de Snowboarding. Y no solo eso, el 29 de diciemrbe fui a la segunda. Estoy lejos de dominarlo, y un poco dañado por tanta caida, pero al menos ya pude hacer algo que desde hace muchos años quería hacer. Claro que no lo dejaré hasta que me sienta más comodo, pero ya una vez empezado, es más fácil continuar.

No dejes para el próximo año lo que puedes hacer este.

Y ahora si, llega el 2014, pero no llega en blanco, ya tengo varios planes y solo es cuestión de tiempo para que lleguen, y si es así, probablemente haya un post al respecto en mi blog.

!Feliz Año Nuevo!

 

 

P.S. Este año 2013, tambien encontré un videojuego que me ha mantenido inmerso como nignun otro, Final Fantasy XIV: A Realm Reborn. Un fin de semana hace un par de semanas jugué tantas horas y me desconecté tanto del mundo que hasta mis amigos creían que había desaparecido porque me había pasado algo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s